Page 24

REV CHIL NUTR 43 2

Horarios de alimentación y sueño en adolescentes chilenos de San Antonio, V Región: su asociación con obesidad y distribución de adiposidad corporal 127 fue 23,9 ± 3,7 Kg/m² (p=0,06). En varones no hubo diferencias (22,3 ±4,1 vs 22,6 ± 3,9 Kg/m²; NS). La prevalencia de obesidad abdominal o de adiposidad general aumentada según regularidad o irregularidad del desayuno no fue significativamente diferente. En la frecuencia de comidas diarias, se apreció que en mujeres que consumían ≤3 comidas/ día, 9,4% era obesa vs 0,7% en las que consumían ≥4 comidas/día (OR= 7,6; IC95%: 1,8-44,0) (figura 1a). En varones que consumían ≤3 comidas/día, 17,7% era obeso vs 2,6% en los que consumían ≥4 comidas (OR= 9,8; IC95%: 2,9-41,3) (figura 1b). El IMC en mujeres que comían ≤3 comidas/día, fue 24,5 ± 3,7 Kg/m² vs 21,7 ± 2,3 Kg/m² el de las que comían ≥4 FIGURA 1A Asociación entre número de comidas diarias y estado nutricional en mujeres adolescentes, según subgrupos de eda. FIGURA 1B Asociación entre número de comidas diarias y estado nutricional en varones adolescentes, según subgrupos de edad. *p<0,05 *p<0,001


REV CHIL NUTR 43 2
To see the actual publication please follow the link above