Page 26

REV CHIL NUTR 43 2

Horarios de alimentación y sueño en adolescentes chilenos de San Antonio, V Región: su asociación con obesidad y distribución de adiposidad corporal 129 difícil comparar estos resultados con otras investigaciones. Otro factor que puede influir en la ingesta dietaria de los adolescentes es el número de horas de sueño. En nuestro estudio se apreció que hubo una asociación inversa entre horas de sueño e IMC en varones, no así en mujeres, lo que concuerda con algunos estudios publicados que demuestran la asociación entre duración corta de sueño e IMC significativa sólo en varones adolescentes (12,21). Con respecto a la circunferencia abdominal, hubo una tendencia a haber una asociación inversa con horas de sueño sólo en varones. Se ha demostrado que la asociación observada entre duración de sueño e IMC se debe en gran parte a la adiposidad y que esta relación está influenciada por el género masculino en adolescentes (13, 22, 23). Esta diferencia pudiera ser explicada por los cambios específicos del género en la fisiología y composición corporal de la pubertad. Es necesario considerar algunas limitaciones en este trabajo. Primero, fue realizado en adolescentes de la V Región, por lo que no podrían generalizarse estos hallazgos a toda la población chilena, pero sí puede representar los hábitos de comidas de ambientes urbanos que no sea la capital (Santiago); segundo, al ser una encuesta por recordatorio de algunos días, puede no representar los hábitos usuales de la muestra; tercero, el diseño de este estudio fue transversal, por lo que no se puede afirmar causalidad en los hallazgos. Con respecto a la medición de sueño, ésta fue autorreportada, por lo que pudiera ser menos confiable. En conclusión, los resultados obtenidos demostraron que la mayoría de estos adolescentes chilenos no consumía desayuno regularmente, comía ≤3 comidas/día y dormía <9 horas diarias. La menor frecuencia de comidas diarias, más que el no consumir desayuno per se, se asoció con más riesgo de obesidad y mayor adiposidad corporal. El sueño puede representar un factor de riesgo modificable en estrategias para combatir la epidemia de obesidad en adolescentes. RESUMEN Introducción: La obesidad es un problema mundial de salud. El desayuno parece asociarse con un menor IMC en adolescentes, pero hay poca evidencia en nuestro medio del riesgo de obesidad general o abdominal según la cantidad de comidas diarias y las horas de sueño. Objetivo: Estudiar la asociación entre los horarios de alimentación y de sueño y el riesgo de obesidad y adiposidad en adolescentes chilenos. Sujetos y métodos: Estudio transversal en 290 adolescentes (12-19 años) de un colegio municipal de San Antonio, V Región de Chile. Se les evaluó el IMC, la circunferencia abdominal (CA), la adiposidad general (AG) y se completó una encuesta de frecuencia de consumo y sueño. Resultados: En niñas hubo más obesidad en aquellas con ≤3 comidas/día vs con ≥4 comidas/día (9,4 vs 0,7%; OR= 7,6; IC95%: 1,8-44,0), también en varones (17,7% vs 2,6%; OR=9,8; IC 95%: 2,9- 41,3). En mujeres la CA fue mayor con ≤3 vs ≥4 comidas/día (83,8±10,9 vs 73,3± 6,6 cm; p<0,05); lo mismo en varones (81,2± 9,5 cm vs 75,5± 6,3 cm; p<0,05). Un 38,8% de los varones tenían AG aumentada con ≤3 comidas/día vs 7,2% con ≥4 comidas/día (OR= 10,5; IC95%: 3,3-35,1). Los varones que dormían < 9 h/d presentaron >IMC que los con > 9 h/d: 22,8± 3,9 vs 21,5± 3,9 Kg/m² (p<0,05). El análisis multivariado mostró al numero de comidas/día como el principal factor asociado a obesidad. Conclusiones: En estos adolescentes la frecuencia de comidas ≤3/día se asoció con un mayor riesgo de adiposidad y de obesidad central y en varones además con < 9 h/d de sueño. Palabras clave: obesidad, adiposidad, comidas, sueño; adolescentes Agradecimientos: Agradecemos sinceramente la colaboración de Yasna Orellana y Bárbara Leyton (bioestadísticas del INTA, Universidad de Chile) por su apoyo en los análisis estadísticos y de Luisa Zúñiga, Directora del Liceo Nacional de Llo Lleo, V Región, por su buena disposición y cooperación para acceder a los alumnos. BIBLIOGRAFÍA 1. Olivares S, Kain J, Lera L, et al. Nutritional status, food consumption and physical activity among Chilean school children. A descriptive study. Eur J Clin Nutr 2004; 58:1278-85. 2. Burrows R, Burgueño M, Gattas V, Barrera G, Leiva L. Biological, familiar and metabolic characteristics of pediatric obesity. Rev Med Chile 2001; 129:1155-62. 3. Wolfe WS, Campbell CC, Frongillo EA, Haas JD, Melnik TA. Overweight schoolchildren in New York State: prevalence and characteristics. Am J Public Health 1994; 84:807-13. 4. Siega- Riz A, Popkin B, Carson T. Trends in breakfast consumption for children in the United States from 1965 to 1991. Am J Clin Nutr. 1998; 67(Suppl.): 748S-56S. 5. Public Health School, Faculty of Medicine, Universidad de Chile. National Food Consumption Survey. 2010-2011. In: www.ispch.cl/noticia/15048. 6. Pereira M, Erickson E, McKee P et al. Breakfast frequency and quality may affect glycemia and appetite in adults and children. J Nutr. 2011; 141: 166S-8S. 7. Timlin M, Pereira M, Story M, Neumark-Sztainer D. Breakfast eating and weight change in a 5-year prospective analysis of adolescents: Project EAT (Eating Among Teens). Pediatrics 2008; 121: e638-e45. 8. Antonogeorgos G,  Panagiotakos DB,  Papadimitriou A, Priftis KN, Anthracopoulos M, Nicolaidou P. Breakfast consumption and meal frequency interaction with childhood  obesity. Pediatr Obes. 2012; 7:65-72. 9. Mota J, Fidalgo F., Silva R, et al. Relationship between physical activity, obesity and meal frequency in adolescents. Ann Hum Biol. 2008; 35: 1-10. 10. Kulovitz MG, Kravitz LR, Mermier C, et al. Potential role of meal frequency as a strategy for weight loss and health in overweight or obese adults. Nutrition 2014; 30:386-92. 11. Van Cauter E, Spiegel K, Tasali E, Leproult R. Metabolic consequences of sleep and sleep loss. Sleep Med. 2008; 9 (Suppl 1): S23–S8. 12. Gupta NK, Mueller WH, Chan W, Meininger JC. Is obesity associated with poor sleep quality in adolescents? Am J Hum Biol. 2002; 14:762-8. 13. Knutson KL. Sex differences in the association between sleep and body mass index in adolescents. J Pediatr. 2005; 147:830-4. 14. Yunxian Yu, Brandon S. Lu, Binyan Wang, et al. Short sleep duration and adiposity in Chinese adolescents. Sleep 2007; 30:1688-97. 15. Sjoberg A, Hallberg L, Hoglund D, Hulthen L. Meal pattern, food choice, nutrient intake and lifestyle factors in the Goteborg Adolescence Study. Eur J Clin Nutr. 2003; 57:1569-78. 16. Williams D, Going S, Lohman T, et al. Body fatness and risk for elevated blood pressure, total cholesterol and serum lipoprotein ratios in children and adolescents. Am J Public Health 1992; 82: 358-63.


REV CHIL NUTR 43 2
To see the actual publication please follow the link above