Page 47

REV CHIL NUTR 43 2

universidades. 150 Ante esta problemática, las “universidades saludables” deben implementar programas nutricionales universitarios que sustituyan las comidas rápidas por alimentos saludables como frutas y verduras en las cafeterías universitarias (34), así como cursos de capacitación sobre educación nutricional para fomentar conductas saludables (35), trabajar el entorno familiar mediante charlas y/o asambleas magistrales. (36), e incluso trabajar con estudiantes en riesgo mediante consultas personales que logren diseñar un régimen alimenticio personalizado de acuerdo a sus necesidades particulares para alcanzar un cambio sostenible en sus hábitos inadecuados (35). Los estudiantes de sexto año tuvieron un mayor riesgo de este consumo, probablemente debido a que pasan la mayor parte de su tiempo en diversas sedes hospitalarias, donde la comida rápida y las gaseosas sean los alimentos y las bebidas más accesibles. Otra explicación sería que con el pasar de los años estos estudiantes adquieren más libertad y corren el riesgo de desarrollar malos hábitos alimentarios. Por lo cual parece lógico prevenir actuando desde los primeros años de estudio (38,39). Se encontró que las comidas más consumidas en los de sexto año fue alcohol y café, mientras que , en los de primer año fue la leche. Ello es similar con los resultados de un estudio realizado en Colombia con estudiantes de odontología (40), difiere de otros estudios en los que la leche es un alimento relativamente poco consumido en estudiantes universitarios (41). En un estudio realizado en estudiantes de medicina de una universidad de Croacia (26), los alumnos de sexto año también consumían significativamente más café que aquellos de primer año; sin embargo en el caso de leche y alcohol no se encontró diferencia significativa. También se encontró que tomar desayuno fue un factor protector para el consumo frecuente de comida rápida y bebidas gaseosas. Este hallazgo podría deberse a que los estudiantes que no toman desayuno optan eventualmente por consumir aquello que tengan más a la mano en su centro de estudios (42). Para combatir esto, se ha diseñado la estrategia de desayunos universitarios (43), capacitando a las concesionarias para brindar desayunos de calidad, como se ha realizado en México (44), España y Ecuador (45,46). En el Perú, una universidad en Piura facilita que los estudiantes puedan armar su desayuno con alimentos que se venden en la cafetería (47). Por otro lado, un estudio realizado en vendedores de desayuno ambulantes en Lima Metropolitana, reveló que el 85% de estos no contaron con un adecuado nivel de conocimientos sobre alimentación, lo que conlleva a que no ofrezcan desayunos de buena calidad (48), situación que podría existir en las concesionarias universitarias, y que merece ser estudiada. El desayuno es la comida principal del día, ya que el organismo obtiene la mayor fuente de energía para realizar las FIGURA 3 Frecuencia de consumo de tipos de alimentos en en estudiantes de sexto año. Torres-Mallma C. y cols.


REV CHIL NUTR 43 2
To see the actual publication please follow the link above