Page 8

REV CHIL NUTR 43 2

111 Evaluación nutricional y adherencia a la dieta mediterránea de adolescentes chilenos que residen en hogares de familias hospedadoras la vulnerabilidad frente a factores publicitarios asociados al marketing de alimentos con alta densidad energética, que trae como consecuencia, la malnutrición por exceso, cada vez más creciente en Chile (5-7). El deterioro de los patrones alimentarios asociado a la modernidad es creciente. La Encuesta Nacional de Consumo Alimentario en Chile (ENCA 2014) indica que sólo 5% de la población se alimenta en forma saludable, mientras que el 95% restante requiere modificaciones importantes (8). Entendiendo que la Dieta Mediterránea (DM) es un modelo de alimentación saludable, caracterizada por ser una dieta rica en antioxidantes naturales y pobre en grasas saturadas; fundamentada en el consumo de frutas, verduras, hortalizas, legumbres, pescado, frutos secos y aceite de oliva y su rol preventivo en múltiples enfermedades (6, 9), nos interesó determinar el estado nutricional y adherencia a la dieta mediterránea de un grupo de adolescentes chilenos que residen en hogares de familias hospedadoras, constituyendo un grupo específico de adolescentes que no han sido estudiados en Chile. SUJETOS Y MÉTODOS Estudio de tipo descriptivo y de corte transversal. La población objeto de estudio eran 47 adolescentes de los cuales 7 no quisieron participar en el estudio, siendo el total de la muestra 40 adolescentes del Programa de Residencia Familiar Estudiantil de la Universidad de Concepción, pertenecientes a familias vulnerables, que califican entre el primer y tercer quintil del nivel de ingreso. De los participantes 22 (55%) eran hombres y 18 (45%) mujeres, cuyo promedio de edad para ambos sexos fue de 18,8 años, de los cuales 7 eran menores de 18 años (14 a17 años) y los restantes mayores de 18 años (18 a 22 años) . Los sujetos de estudio tienen como localidad de origen las siguientes provincias: Arauco (n=13), Ñuble (n=11), BíoBío (n=7), Concepción (n=7), Cauquenes (n=1) y Malleco (n=1). Por motivos de estudios los adolescentes deben abandonar su residencia de origen y permanecer en la ciudad en hogares de familias hospedadoras. A cada participante se le explicó el propósito del estudio, junto con obtener el consentimiento informado y en el caso de los menores de 18 años, el consentimiento fue firmado por sus padres o tutor responsable. Evaluación nutricional y composición corporal Se realizaron las mediciones de peso, talla, circunferencias corporales y pliegues cutáneos, a cargo de un nutricionista y dos estudiantes de quinto año de la carrera de Nutrición y Dietética. Para la evaluación nutricional, el peso se midió con una balanza calibrada marca SECA con precisión de 0,1 k; para medir la talla se utilizó un altímetro portátil marca SECA con una precisión de 1cm. Para ambas mediciones los sujetos se encontraban descalzos y con ropa ligera. Se calculó el Índice de Masa Corporal (IMC), considerando para su clasificación en los menores de 18 años las referencias de la CDC/NCHS (10) y para los mayores de 18 años la clasificación de la Organización Mundial de la Salud 1998. También se calculó el índice peso talla (IP/T = % peso ideal en el p 50 de la talla real de los menores de 18 años según sexo en las referencias CDC/NCHS e IMC 21,7 k/mt2 para los mayores de 18 años). Para el estudio de la composición corporal, se determinó pliegue tricipital (PT) y circunferencia braquial (CB), a través de estas medidas se obtuvo los indicadores musculares: circunferencia muscular braquial (CMB) y área muscular braquial (AMB) y el indicador graso: área grasa braquial (AGB). Las medidas de circunferencias y pliegues cutáneos se realizaron por triplicado, utilizando una cinta métrica inextensible y un calibrador de pliegues cutáneos marca LANGE con una precisión de 0,2 mm. A partir de la sumatoria de los 4 pliegues cutáneos ( PT, bicipital, subescapular y suprailiaco) se calculó para los mayores de 18 años la densidad corporal (D) por la fórmula de Durnin, y Womersley (11); una vez obtenida la densidad se aplicaron las fórmulas de Siri (12) para obtener el porcentaje de grasa corporal (% GC) y se comparó según la clasificación de Bray (13). Para los menores de 18 años se determinó el porcentaje de grasa corporal por sumatoria de los 4 pliegues cutáneos utilizando la ecuación de Weststrate y Deurenberg (14) y se comparó según la clasificación de Freedman (15). Para la clasificación de obesidad abdominal se consideró como circunferencia de cintura (CC) la línea media entre el margen costal inferior y la cresta iliaca y se consideró riesgo elevado una CC superior a 102 cm en los hombres y a 88 cm en las mujeres (16) y en el caso de los menores de 18 años se consideró el criterio de Cook (17) mayor al percentil 90. Dieta mediterránea Se valoró la adherencia a la dieta mediterránea aplicando el Test de Adhesión a la Dieta Mediterránea KIDMED (6). Este instrumento consta de 16 preguntas dicotómicas que se deben responder de manera afirmativa/negativa (si/no). Las respuestas afirmativas en las preguntas que representan un aspecto positivo en relación con la DM (12 preguntas) suman un punto, mientras que las respuestas afirmativas en las preguntas que representan una connotación negativa respecto a la DM (cuatro preguntas) restan un punto. Las respuestas negativas no puntúan. La puntuación total obtenida da lugar al índice KIDMED, que se clasifica en tres categorías: a) De 8 a 12: DM óptima (alto grado de adherencia). b) De 4 a 7: Necesidad de mejorar el patrón alimentario para adecuarlo al modelo mediterráneo (medio grado de adherencia). c) De 0 a 3: Dieta de muy baja calidad (bajo grado de adherencia). Análisis estadístico A partir de los datos obtenidos se creó una base Excel la que fue analizada con el software estadístico SAS (v9.3). Las variables numéricas fueron representadas por sus medidas de tendencia central y de dispersión (media, desviación estándar, mediana y rango intercuartílico) las categóricas fueron representadas por su frecuencia y porcentaje. Se aplicó el test t de Student (Mann-Whitney) y el test chi-cuadrado (exacto de Fisher). En todos los casos se utilizó un nivel de significancia de 0,05. RESULTADOS En la tabla 1 se muestra los datos antropométricos categorizados por sexo. Se observaron diferencias estadísticamente significativas en la talla entre hombres y mujeres (valor p<0,0001), con respecto a los indicadores grasos (PT, AGB y %GC) se encontraron más elevados en mujeres que en hombres respectivamente (valor p<0,0001, 0,0001 y <0,0001). En cambio en los indicadores musculares tanto CMB como AMB se observaron más altos en hombres (valor p<0,0001 y 0,0001). Al describir el estado nutricional por categoría de edad, se puede observar en los menores de 18 años (n=7) cinco con sobrepeso y uno con obesidad, todos ellos se encontraban con el indicador T/E normal, y en cuanto al % GC un 28,6% estaba elevado según la clasificación de Freedman (15). En los


REV CHIL NUTR 43 2
To see the actual publication please follow the link above